Inicio Inicio   |   Quiénes Somos Quiénes Somos   |   Qué Hacemos Qué Hacemos   |   Contacto Contacto   |   Mapa Web Mapa Web   |   
  25-Noviembre-2017
McKinsey debe cuidar su reputación ante el auge de los datos PDF Imprimir E-Mail
14-noviembre-2017
McKinsey debe hacerse una valoración a sí misma. La consultora está siendo criticada por sus prácticas en Arabia Saudí y Sudáfrica, pero lo más preocupante es cómo los datos están convirtiendo la consultoría en una commodity.


El negocio de McKinsey ha sufrido algunos reveses últimamente. El mes pasado, el jefe de riesgos, Tom Barkin, dijo que la empresa estaba “avergonzada” por algunas relaciones con compañías de Sudáfrica. Además, el Wall Street Journal informó el jueves de que McKinsey contrató a familiares de altos funcionarios de Arabia Saudí, al tiempo que cobraba alGobierno por trabajo de consultoría. La compañía respondió rápidamente presumiendo de sus excepcionales prácticas de contratación.


Por sí solos no son grandes problemas, pero se suman a un mar de ellos. Las consultoras de gestión empresarial presumen de sus empleados como sus mayores activos, en parte porque su negocio incluye juicios subjetivos. El asesoramiento no suele dar sus frutos hasta años más tarde, lo que hace que sea difícil de valorar, de modo que la reputación es crucial, al igual que otros factores blandos.
Ahora puede que la subjetividad pierda vigencia. El uso de datos para tomar decisiones se ha vuelto mucho más accesible. Los equipos de consultoría ya no necesitan saltar en paracaídas a salas de reuniones en mitad del medio oeste de EE UU para ejecutar modelos de “eficiencia”. El asesoramiento basado en procesos ahora se destila en forma de software.

Según ALM Intelligence, la consultoría de estrategia tradicional ha caído hasta aproximadamente el 10% del total de negocio de consultoría, frente al 70% de hace 30 años. Cada vez más consultoras participan en los negocios a los que ofrecen sus servicios, por lo que la compensación está directamente relacionada con el rendimiento. Y el sector es más competitivo. Aunque los honorarios siguen creciendo, lo hacen a la mitad del ritmo de hace 10 años.

Empresas como McKinsey tienen una reputación de élite, por lo que es posible que su modelo sea menos susceptible a la comoditización que afectará a otras. Su reputación, sin embargo, es cada vez más importante.

Fuente: www.cincodias.es

< Anterior   Siguiente >